Conoce más de las bitácoras

lunes, mayo 16, 2005

 

El PP presenta veto en el Senado al proyecto de ley, porque 'excede con mucho' a la televisión digital

El Grupo Popular en el Senado, mayoritario en la cámara alta, ha presentado una propuesta de veto al proyecto de ley de medidas urgentes para el impulso de la televisión digital terrestre (TDT), de liberalización de la TV por cable y de fomento del pluralismo.

La propuesta de veto, a la que tuvo acceso Europa Press, se justifica por que el proyecto de ley 'excede con mucho los distintos aspectos que pudieran considerarase urgentes relacionados con la televisión digital'. Para el PP, debería tramitarse, en su caso, en un proyecto de Ley General Audiovisual --anunciado por el Gobierno para antes del verano-- que estableciera 'el marco jurídico de toda la actividad del sector'.

Asimismo, el Grupo Popular considera que este proyecto de ley requiere además del 'diálogo fluido con los distintos grupos políticos, las comunidades autónomas, y con todo el sector que se verá afectado por las modificaciones legislativas propuestas'.

Con 126 escaños, al PP le faltarían en el pleno solo cuatro votos más para que su propuesta de veto prospere en el Senado, lo que equivale al respaldo de cualquiera de los grupos minoritarios, si bien los apoyos más probables pudieran ser los nacionalistas de CiU o del PNV que, como el PP, votaron en el Congreso en contra de la medida más polémica recogida en el proyecto de ley, a saber, la supresión del límite de tres televisiones analógicas.

ADELANTO DEL APAGON ANALOGICO

Asimismo, el PP ha presentado otras siete enmiendas en las que reclama adelantar el denominado 'apagón analógico' en otros dos años (de 2010 a 2008), suprimir el artículo primero del proyecto de ley --en el que se cuantifican las multas por incumplir el servicio de radiodifusión sonora y televisión-- y modificar el artículo dos de la Ley de Televisión Privada, al entender que el desarrollo de la TDT hace innecesaria la obligación de desconexión territorial de las televisiones nacionales.

En la misma línea que la propuesta de veto, el PP ha presentado una enmienda concreta para evitar la supresión del límite de tres televisiones privadas. Además, considera que la necesidad de impulsar la TDT 'hace necesaria la adopción de una serie de medidas urgentes sin perjuicio de la tramitación de una Ley General de lo Audiovisual, en cuyo marco deberán articularse otros importantes aspectos que afectan al sector'.

PSOE NO PRESENTA ENMIENDAS Y ERC UNA

Por su parte, el Grupo Socialista ha decidido no presentar enmiendas en la cámara alta al proyecto de ley, cuyo plazo terminaba hoy, informaron a Europa Press fuentes de este grupo. Sí lo hizo el Grupo de Entesa (PSC,ERC e IU-ICV), que ha presentado una enmienda para que las nuevas licencias de televisión digital de ámbito autonómico puedan emitir a la vez en tecnología analógica, en la misma línea que las televisiones locales.

Entesa entiende que esta modificación resultaría 'interesante' para los concesionarios, ya que permitiría tanto la captación de público interesado en sus emisiones --'público que será más sencillo llevar hacia la tecnología digital'-- como permitir que 'antes de que el mercado esté cubierto con los aparatos necesarios para recibir las emisiones en digital estas concesionarias puedan empezar a amortizar sus emisiones', según el texto de la enmienda, a la que tuvo acceso Europa Press.
 

Hauppauge sigue apostando por la TDT

Con la nueva sintonizadora interna WinTV-NOVA-T PCI el usuario podrá empezar a disfrutar de la gran oferta de programación que ofrecen los canales nacionales y locales que ya emiten en TDT y de una espectacular mejora en la calidad de imagen y sonido, que evitará cualquier problema en la recepción de señales.

La nueva WinTV-NOVA-T PCI es un completo centro audiovisual, ya que en pocos minutos proporciona acceso a la televisión de nueva tecnología, radio digital terrestre y teletexto digital con funciones tan interesantes como la grabación en formato MPEG-2 y la programación de grabación de películas con Timer.

La nueva sintonizadora de sintonizadora de Hauppauge permite al usuario controlar totalmente cualquier programa de televisión y radio con el mando a distancia y la función Time Shifting, simplemente activándolo al principio de la emisión, para así detener y repetir el programa tantas veces como se desee, sin perderse ningún detalle.

La WinTV-NOVA-T PCI ya es compatible con Windows XP Media Center Edition 2005 de Microsoft, un sistema operativo nuevo que saldrá a la venta este verano. Gracias a su certificación WHQL de Microsoft, el nuevo sistema operativo reconocerá automáticamente la WinTV-NOVA-T PCI, sin necesidad de cargar drivers. Además, bajo el XP Media Center Edition 2005 le será posible, entre otras cosas, ver un canal al tiempo que graba otro.

La sintonizadora interna Hauppauge WinTV-NOVA-T PCI ya está disponible a un precio de 94 euros (IVA incluido).

jueves, abril 28, 2005

 

TV POR ADSL: LA NUEVA AMENAZA DEL VIDEOCLUB

TV POR ADSL: LA NUEVA AMENAZA DEL VIDEOCLUB

Con la irrupción de las cadenas privadas, los videoclubs pasaron su particular 'via crucis' y muchos negocios tuvieron que cerrar.La llegada de los DVD volvió a impulsar esta actividad que puede tener, de nuevo, los días contados con la llegada del vídeo bajo demanda online. Ahora, con la TV por ADSL el usuario tendrá el videoclub dentro de su casa, a través del inmenso mundo de Internet.Un descodificador permitirá pasar la señal de la Red al televisor.De momento, en España tan sólo Telefónica, a través de su televisión Imagenio, ofrece este servicio en Alicante, Madrid y Barcelona.A lo largo de este año llegará al País Vasco, Comunidad Valenciana y Aragón. En total son 8.000 abonados que disponen de 36 canales de televisión entre cine, dibujos, naturaleza, deporte... Wanadoo y Jazztel también trabajan para ofrecer este servicio, con una ventaja sobre Telefónica: pueden empaquetar sus ofertas con servicios de telefonía y acceso a la Red. El antiguo monopolio, como operador dominante, lo tiene prohibido. Si bien, no hay que olvidar que para enganchar clientes a la 'caja tonta' hay que ofrecer contenidos muy atractivos como el fútbol y el cine, hoy en poder de Polanco.Pero hay otra amenaza para los videoclubs. Según PwC, una vez que haya una amplia oferta de contenidos será el momento para que dispositivos como el DVR, un aparato con capacidad para grabar en un disco duro hasta 100 horas, asociados a las guías electrónicas de programación que ayudan al usuario a guiarse por la maraña de contenidos, demuestren su capacidad para hacer televisión a la carta.
 

TV POR ADSL: LA NUEVA AMENAZA DEL VIDEOCLUB

TV POR ADSL: LA NUEVA AMENAZA DEL VIDEOCLUB

Con la irrupción de las cadenas privadas, los videoclubs pasaron su particular 'via crucis' y muchos negocios tuvieron que cerrar.La llegada de los DVD volvió a impulsar esta actividad que puede tener, de nuevo, los días contados con la llegada del vídeo bajo demanda online. Ahora, con la TV por ADSL el usuario tendrá el videoclub dentro de su casa, a través del inmenso mundo de Internet.Un descodificador permitirá pasar la señal de la Red al televisor.De momento, en España tan sólo Telefónica, a través de su televisión Imagenio, ofrece este servicio en Alicante, Madrid y Barcelona.A lo largo de este año llegará al País Vasco, Comunidad Valenciana y Aragón. En total son 8.000 abonados que disponen de 36 canales de televisión entre cine, dibujos, naturaleza, deporte... Wanadoo y Jazztel también trabajan para ofrecer este servicio, con una ventaja sobre Telefónica: pueden empaquetar sus ofertas con servicios de telefonía y acceso a la Red. El antiguo monopolio, como operador dominante, lo tiene prohibido. Si bien, no hay que olvidar que para enganchar clientes a la 'caja tonta' hay que ofrecer contenidos muy atractivos como el fútbol y el cine, hoy en poder de Polanco.Pero hay otra amenaza para los videoclubs. Según PwC, una vez que haya una amplia oferta de contenidos será el momento para que dispositivos como el DVR, un aparato con capacidad para grabar en un disco duro hasta 100 horas, asociados a las guías electrónicas de programación que ayudan al usuario a guiarse por la maraña de contenidos, demuestren su capacidad para hacer televisión a la carta.
 

LA TELEVISION DIGITAL NO ACABA DE ENCENDERSE

LA TELEVISION DIGITAL NO ACABA DE ENCENDERSE
La polémica Ley de Impulso de la Televisión Digital Terrestre inicia su debate parlamentario este jueves. El Gobierno confía dar así el pistoletazo de salida a una tecnología que no termina de despegar.



Desde el anterior Gobierno hasta el actual, el intento por crear un marco estable y viable para el desarrollo de la Televisión Digital Terrestre (TDT) está atrapado en un círculo vicioso, que no hace más que retrasar su lanzamiento. El escenario es el siguiente: desde abril de 2002, TVE, La 2, A3TV, T5, Canal Plus, autonómicas, locales y dos adjudicatarios de sendas licencias de Televisión Digital Terrestre (TDT), Veo y Net TV, están obligados a emitir su programación en digital, sin que nadie pueda recibir la señal al no estar adaptados los televisores. Los fabricantes no producen en masa el equipo necesario, a precio asequible, por falta de contenidos atractivos, las cadenas no los desarrollan porque ni la calidad de emisión ni el retorno de la inversión están garantizados y el nuevo Gobierno tampoco termina de clarificar las reglas de juego ni de aumentar el ancho de banda que asegure el servicio.

Para salir de este escollo, el Ejecutivo ha organizado una serie de foros con el sector para dar respuesta a los problemas. En paralelo, este jueves comienza el trámite parlamentario de la Ley de Impulso de la Televisión Digital Terrestre, para que a finales de año sea posible el acceso a nuevos contenidos. El objetivo es que en 2010 se produzca el llamado apagón analógico.

Debate político aparte, a los consumidores lo que verdaderamente les preocupa es saber qué es la TDT, qué ventajas ofrece, cuándo se podrá ver y cuánto costará.

Este nuevo sistema cambiará el concepto de cómo entendemos y disfrutamos hoy de la caja tonta. Con la digitalización de la señal desaparecerán interferencias, dobles imágenes y granos en la pantalla. La calidad de la imagen y el sonido será como la proporcionada por un DVD. La TDT ofrece formato panorámico, posibilidad de elección del idioma, subtítulos y hasta 22 canales gratuitos, entre los que se incluye la actual programación de las cadenas que emiten en abierto.

Pero el gran desafío es la posibilidad de interactuar con el televisor, es decir, el usuario podrá hacer la compra, reservar una habitación, consultar la cuenta bancaria... Todo desde el mando del televisor. Hasta ahora, estos servicios, que hoy se limitan a los SMS a través del móvil, habían generado muchas expectativas entre las empresas. Pero lo cierto es que nadie se atreve a dar previsiones de ingresos y ya hay declaraciones que cuestionan su potencial. «En Europa se está apreciando que al usuario no le interesa la interactividad y que lo que verdaderamente va a tirar de la TDT es la existencia de una oferta variada de canales», asevera Edmundo Fernández, director de Electrónica de la patronal del sector, Aetic.

A diferencia de dos hitos que han marcado la historia de la televisión, como es la transición del blanco y negro al color y la aparición de las cadenas privadas -en ambos casos los usuarios nunca tuvieron la obligación de echar mano del bolsillo para poder seguir viendo televisión-, esta vez, o uno se sube al tren de la digitalización, o no podrá seguir informándose, entreteniéndose y formándose a través de este poderoso medio de comunicación.

¿Quién asumirá los costes de la transición? El Gobierno no se ha pronunciado al respecto, pero los fabricantes, representados por Asimelec y Aetic, aseguran que los precios de las instalaciones «no son una barrera de entrada» y, por tanto, no es necesaria la subvención estatal. Algo, que por cierto, en Italia sí se está haciendo, lo que está garantizando el éxito del lanzamiento.

Afortunadamente no hay que renovar todo el parque de televisores -27 millones- y con un descodificador es suficiente para recibir la señal. Hay dos modalidades: la básica, que tan sólo permite el acceso a contenidos y la que, además, posibilita el uso de los servicios interactivos. El precio de la primera está en torno a 70 euros y el de la segunda entre los 150 y 200 euros.

Red.es, un organismo adscrito al ministerio de Industria, sugiere que la Administración facilite la actualización de las antenas colectivas de los edificios de viviendas. Aproximadamente, el 45% de los 14 millones de hogares necesitan modificar sus instalaciones para poder recibir la señal. Asimelec cifra el coste en una horquilla de entre 200 y 300 euros.

Creer que los usuarios van a aflojar el bolsillo por una tecnología que no les aporta ningún valor añadido en contenidos es una quimera, como también pensar que las cadenas privadas van a sacrificar su cuenta de resultados para liderar una costosa transición.La iniciativa la tendrá que tomar TVE, como ha reconocido la directora general del ente público, Carmen Caffarel, poseedora de un importante archivo de contenidos. Sin embargo, hay quien duda de su capacidad de liderazgo por su abultada deuda, que supera el billón de las antiguas pesetas.

Pero la televisión del futuro no se queda en la TDT. Existen otras tecnologías preparadas para emitir en digital y que luchan por hacerse un hueco en nuestras vidas. Las otras modalidades por excelencia son el satélite (Sogecable) y el cable (Ono y Auna, principalmente). Pero las posibilidades de Internet abren la puerta a la televisión por ADSL (Telefónica) y por el móvil UMTS, el que está conectado a la Red a alta velocidad. Estas dos últimas, son modelos basados en el vídeo bajo demanda, que posibilita la descarga de contenidos a gusto del consumidor, como si de un videoclub se tratara (ver más en información adjunta).Pero aún puede haber más dispositivos, como reconoce Carlos Morales, socio de Accenture, ya que «la convergencia tecnológica de los difusores de la señal y de los procesos de digitalización de los contenidos permiten que estos lleguen a muchos otros aparatos, cuya caracterísitica es la movilidad».

A excepción de la TDT, el denominador común del resto de tecnologías es que son plataformas exclusivamente de pago, no emiten en abierto.Y unas y otras tendrán que adaptarse en un entorno en el que el aumento del número de abonados es cada vez más lento.


Triple oferta


Según Red.es, el techo de penetración del 20% de la televisión de pago en España «constituye una barrera importante para los nuevos servicios de televisión sobre Internet». Y la penetración media en Europa no sobrepasa el 30%. A eso hay que resaltar la peculiaridad del mercado nacional, poco acostumbrado a pagar por los contenidos. Las previsiones de crecimiento de suscriptores apuntan a que en el año 2008 habrá 4,9 millones de clientes, el doble que en 2004, de los que 2,4 millones serán de Sogecable y el resto se los repartirán, a partes iguales, el cable y el ADSL (ver gráfico).

La lucha entre estas tecnologías estará también marcada por la posibilidad de empaquetar las ofertas en lo que en la jerga del sector se conoce como triple play (voz, banda ancha y televisión).Esta modalidad ha sido impulsada por los operadores de cable, de ahí su éxito, lo que ha forzado a compañías de telefonía fija y a proveedores de Internet a incorporar contenidos audiovisuales en sus servicios para poder competir. Según Red.es, esta modalidad va a dar lugar a que «la batalla por el cliente se traduzca en un escenario en el que el primero que capta un cliente, se lo lleva todo, telefonía, conexión a la Red y televisión».

En este sentido, tanto el organismo público como la consultora IDC coinciden en que se producirán alianzas «a medio plazo» entre los operadores que necesiten complementar su oferta, como son los de satélite, en España representados exclusivamente por Sogecable.Sin duda, los desafíos para el Gobierno y la industria son enormes.El Ejecutivo tiene ante sí la puerta de entrada masiva a la Sociedad de la Información.

Por su parte, las empresas tendrán que adaptarse a un entorno muy competitivo donde la pelea por los contenidos será feroz y en la que una vez que la oferta sea numerosa y se extiendan dispositivos que permitan al usuario hacer una televisión a la carta, «el modelo tradicional de pago por paquetes y publicidad estarán seriamente dañados», afirma Aristóteles Cañero, de PwC.

Ahora bien, ¿será capaz el consumidor español de adaptarse a estos cambios tecnológicos y de modelo de negocio que, en definitiva, implican empezar a olvidarse de la idea de que casi todo es gratis?

La polémica Ley de Impulso de la Televisión Digital Terrestre inicia su debate parlamentario este jueves. El Gobierno confía dar así el pistoletazo de salida a una tecnología que no termina de despegar.

viernes, abril 15, 2005

 

LA TDT A DEBATE

Pleno Congreso rechaza proposición no ley transición tv digital
Madrid, 5 abr (EFECOM).- El pleno del Congreso rechazó hoy la proposición no de ley, presentada por el PP, relativa al proceso de transición a la Televisión Digital Terrestre (TDT) que solicitaba, entre otros aspectos, adelantar el denominado "apagón analógico" al 2008.
La propuesta del PP, de tres puntos, instaba al Gobierno, en el primero de ellos, a promover una iniciativa para que la Comisión europea pilote el proceso de transición de la TDT; un segundo para adelantar la fecha de puesta en marcha al 2008 y un tercero que instaba a elaborar y remitir al Congreso un informe con objetivos, plazos y compromisos.


El portavoz de CiU, Jordi Vilajoana, pidió votación separada del primer punto, que su grupo votó favorablemente, aunque fue rechazado por 135 votos a favor, 163 en contra y 14 abstenciones, mientras que los puntos 2 y 3 fueron rechazados por 142 votos a favor, 169 en contra y dos abstenciones, sólo con los votos a favor del PP.
La portavoz del PP, Macarena Montesinos, recordó en su defensa de la proposición no de ley que en Francia, Alemania y el Reino Unido ya está en marcha o en proceso de hacerlo, por lo que consideró necesario adelantar la fecha del 2010 al 2008.
Criticó al Gobierno por el proyecto de Ley de Impulso a la TDT, que calificó de "enorme desengaño", que "no va a remediar nada", que está plagado de "trampas", que no impulsa el pluralismo y ni tampoco sirve para impulsar la TDT.
El portavoz socialista, Oscar López, recordó el "fracaso estrepitoso" del gobierno del PP en su proyecto digital, un fracaso, dijo, "que nos hizo perder la situación de cabeza que teníamos entonces y que, en realidad, lo que busca es retrasar todo lo posible su implantación, torpedeando el proyecto de Ley de Impulso de la TDT".
Recordó el fracaso de Quiero TV y que ayer, en la Comisión de Industria, participaron una serie de expertos "y ustedes no convocaron a ninguno", y se preguntó si realmente el PP tiene interés en poner en marcha la TDT.
Respecto a iniciativas en Europa, Oscar López recordó que 5 países de la UE, entre ellos España, han presentado una iniciativa conjunta para que la UE impulse el proyecto.


También criticó el hecho de que el PP, que puso como fecha límite el 2012, pida ahora que se adelante al 2008 y dijo que el proyecto de ley de Impulso de la TDT ha puesto un plazo "realista, con objetivos" y distribuyendo la señal de Quiero entre otros operadores.
 

TDT: La televisión definitivamente tuya

TDT: La televisión definitivamente tuya.(página de Telecinco.es)

Las televisiones privadas han unido sus fuerzas para impulsar el desarrollo de la televisión digital terrestre en nuestro país, dar un gran paso hacia la modernidad en el sector audiovisual y resolver gran parte de los problemas y retos planteados en la actualidad.
Esta nueva tecnología, implantada con éxito en numerosos países de nuestro entorno, garantiza la pluralidad ya que a través de ella los grandes grupos de comunicación accederán al medio televisivo. Tanto TVE, Antena 3 TV, Telecinco, Canal + y las cadenas autonómicas, como el Grupo Recoletos (a través de Veo TV) y Vocento (a través de Net TV) tienen ahora la oportunidad de participar en un medio de comunicación nuevo y con grandes posibilidades como es la televisión digital terrestre.

.

jueves, marzo 03, 2005

 

peticion de sogecable y veo tv de emitir en analógico

Sogecable acabó ayer con las insistentes especulaciones del sector al solicitar oficialmente al Consejo de Ministros que permita que Canal+ pase a emitir las 24 horas en abierto y no sólo seis horas como lo hace ahora. Los máximos responsables de la compañía...

Veo TV, la televisión digital de EL MUNDO y Recoletos, ha pedido formalmente al Ministerio de Industria que permita sus emisiones en el sistema analógico hasta que la tecnología digital llegue al 50% de los hogares.



 

¿SIRVEN NUESTRAS TELEVISIONES CON LA LLEGADA DE LA TDT?

Actualmente, la mayor parte de los televisores que tenemos en casa solamente son capaces de recibir la señal analógica, es decir, no están preparados para la Televisión Digital Terrestre. Para poder ver la TDT es necesario disponer de una televisión digital o de una analógica provista de un descodificador que permita la recepción. El precio medio de los descodificadores ronda los cien euros, aunque los hay mucho más caros, en el caso de que incluyan discos duros y otras prestaciones adicionales. Cuidado con no confundir los televisores de pantalla plana con los digitales. Una cosa no implica necesariamente la otra, aunque es muy probable que los aparatos más modernos ya vengan especialmente preparados de fábrica.

Las antenas, como ya se ha dicho, suelen funcionar, así que no será necesario cambiarlas en la mayor parte de las ocasiones. Sin embargo, pueden necesitar una adaptación las antenas instaladas antes de 1990.

Televisión analógica y televisión digital pueden verse a través del mismo receptor, siempre que se disponga de un receptor de TDT (externo o integrado) y se haya adaptado la antena (individual o colectiva). Hoy por hoy, las principales cadenas ya emiten en digital, y hasta la fecha del apagón analógico ambos sistemas, analógico y digital, podrán coexistir sin problemas. Las emisiones digitales empezaron en España en el año 2002 para todas las cadenas estatales, que transmiten simultáneamente en digital y en analógico.
 

¿QUÉ ES LA TDT?

Es una técnica de difusión de las señales televisivas gracias a la cual la imagen, el sonido y los contenidos interactivos se transforman en información digital, es decir, que en lugar de ser enviados en forma de complejas ondas, que requieren grandes anchos de banda, lo hacen como «ceros y unos».

Todos los contenidos de la Televisión Digital Terrestre se transmiten exactamente de la misma forma en que lo hace la televisión analógica convencional, es decir, mediante ondas electromagnéticas terrestres, y es recibida a través de las antenas convencionales, a diferencia de la televisión digital vía satélite o por cable, que utilizan antenas parabólicas o cables.


 

¿CUÁNTO FALTA PARA QUE LLEGUE LA TDT A ESPAÑA?

La TDT ya existe, lo que pasa es que es 'invisible' para la mayoría; para poder disfrutarla es preciso poseer un sintonizador que transforme la señal digital y la haga 'visible' en los televisores 'de toda la vida'. Estos adaptadores de señal, también disponibles, harán que todos podamos ver la tele gratis, como hasta ahora, pero con una enorme calidad e interactividad.



Las plataformas privadas de televisión digital terrestre -Net TV y Veo Televisión- iniciaron en el mes de junio de 2002 su andadura sin que hubiera en el mercado receptores preparados para recibir la señal de estas dos cadenas.
En abril de ese 2002 comenzaron su emisión en digital las cadenas TVE, La 3, Telecinco, Antena 3 y Canal Plus, que no han dejado de ofrecer contenidos de forma analógica.
Todas ellas lanzan al aire una señal porque están obligados por ley, pero carecen de una oferta propia de contenidos.

El Consejo de Ministros ha dado luz verde a un plan para adelantar el 'apagón analógico' del previsto 2012 a 2010.
 

LA TELEVISION DEL FUTURO

La televisión análogica está muriendo. Para ocupar el vacío que dejará su pérdida pronto nacerá en España un nuevo concepto de televisión más acorde con las necesidades actuales del público y que aprovechará los avances logrados por las nuevas tecnologías. Interactividad, multiplicación de canales, mayor calidad de imagen y sonido, son algunas de las características que la recién nacida televisión traerá bajo el brazo. Sin embargo su próxima llegada provoca algunos problemas. Y es que para poder ver esta nueva televisión, no sólo hace falta un televisor capaz de recibir estas señales, sino también un descodificador.

La TDT abre la posibilidad de convertir cualquier receptor de televisión en un emisor, a través del que los espectadores puedan participar activamente en los programas, proponer actividades, asuntos de debate y, ¿por qué no?, tomar parte incluso en la elaboración de contenidos. Y eso, según los expertos, supondría, además de las ventajas técnicas, un gran paso en el tortuoso camino hacia la Sociedad de la Información.

This page is powered by Blogger. Isn't yours?